Incontinencia de esfuerzo tras el embarazo o el parto

Suele ser habitual que las mujeres sufran incontinencia de esfuerzo tras el embarazo o el parto. Esto se acostumbra a producir en momentos determinados: al reírse, estornudar, toser o hacer algún esfuerzo. En muchas ocasiones desaparece después de un tiempo y tras hacer ejercicios. Per en algunos casos el problema persiste, causando un deterioro de la calidad de vida de la persona que lo sufre.

Incontinencia de esfuerzo tras el embarazo

En torno al 40% de mujeres padecen incontinencia de esfuerzo durante el tercer trimestre de embarazo. El incremento del peso presiona la musculatura abdominal y del suelo pélvico y la debilita. Además, el útero crece y, al estar situado sobre la vejiga, deja menos espacio para que ésta se pueda distender. Así, una mínima cantidad de orina ya produce la necesidad de miccionar.

El problema se ve acrecentado por el cambio de posición que adquiere la vejiga por el crecimiento uterino y por los cambios hormonales. En estos casos, la incontinencia urinaria no sólo es incómoda sino que puede convertirse en un factor de riesgo en el embarazo, por lo que se recomienda prevenirla o tratarla durante el mismo.

Consejos para combatir la incontinencia de esfuerzo en el embarazo:

  • Controlar el peso

  • Realizar ejercicios de preparto para estimular la musculatura.

  • Evitar el estreñimiento

  • Realizar micciones frecuentes

  • Realizar un masaje perineal para disminuir la resistencia muscular.

Incontinencia de esfuerzo tras el parto

Los primeros días después del parto, la incontinencia de esfuerzo es un problema bastante común, aunque si persiste hay que tratarlo. Durante el parto, los músculos y ligamentos que forman el suelo pélvico (que sostiene útero, vejiga y recto) tienen que distenderse para que el bebé pueda salir por el canal y necesitan después volver a ponerse a tono. Si los músculos de la madre son laxos, será más propensa a sufrirla.

Consejos para combatir la incontinencia de esfuerzo en el embarazo:

  • Si la mujer tiene pérdidas de orina debe acudir a un especialista cuánto antes.

  • Realizar ejercicios específicos para fortalecer la musculatura pélvica a lo largo de la gestación y después del parto.

  • Realizar ejercicios de Kegel desde el principio, antes del alta hospitalaria.

  • Mantener una postura correcta en el postparto -evitando posiciones encorvadas que hacen que la diástasis se abra más- puede determinar el buen funcionamiento del suelo pélvico.

  • Utilizar siempre un absorbente específico para pérdidas de orina, mientras se recupera la musculatura vaginal.

  • Volver paulatinamente al peso habitual para no sobrecargar demasiado la musculatura pélvica.

  • Si el problema persiste al cabo de un tiempo, volver a consultar con el médico.

Recomendamos probar Tampsec en casos de incontinencia de esfuerzo:

Profesionales de la fisioterapia y la medicina ya recomiendan Tampsec en las Unidades de suelo pélvico. El uso de Tampsec evita por completo las pérdidas. Sus resultados ya han sido comprobados por mujeres con incontinencia de esfuerzo.

Si es la primera vez que vas a utilizar Tampsec te aconsejamos que empieces por la talla regular, la que utilizan el 80% de las mujeres. Si ves que con esta talla aún tienes algo de pérdida de orina tenemos la extra. Si por el contrario sientes presión tú talla será la mini.

Así pues, si compras las cajas de 2 y 5 unidades de la talla regular y ves que no se adapta a tú anatomía te lo cambiamos de forma gratuita.

Desde nuestra tienda online puedes solicitarlo y recibirlo en casa en 24 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *